miércoles, 2 de marzo de 2011

OLEOSA COMBINACION DE ARMONIAS

Me flagelan los eclipses, su brillo, los astros , sus ecos y las noches,
como la mendiga lluvia silenciosa,que riega la hierba de llanto escarchado ,
y difumina como el viento a su paso, versos y poemas fragmentados,
en un papel enmudecido ,frente a un espejo que estalla fracturado.

Amor incandescente,amor habitado.
Amor herido, inmóvil, desterrado.
Amor desnudo, rojo, azul o blanco.
Amor inevitable, iluminado e intacto.
Amor de timidez, de miedo y de llanto.
Amor de cama, de ritmos, de mareas y espasmos.

Me mutila la mística música ,que enciende y expande mis famélicos delirios,
como fiel e intima melodía vertiginosa, sobre un cáliz de nácar desbordante
intimando en la remota prehistoria, del tiempo herido y la distancia errante
junto al recuerdo impregnado en los sentidos,y la fatiga alojada en la memoria.

Lenguas de virtud, de certidumbre.
Lenguas congénitas, embriagadoras.
Lenguas próximas, densas y en llamas.
Lenguas silenciosas, pausadas y de sabia rabia.
Lenguas auténticas ,soñadas y deseadas.
Lenguas de rompiente,de tierra ,de aguas y de llagas.

Me mitiga el celo oscuro, respondiendo a cada una,de mis sometidas palabras,
como una mano que advierte mi cuerpo,como una tropa de aromas enjaulada,
escapándose por los huesos y los huecos, asomando detrás de las cenizas pálidas,
adhiriéndose a mis gestos y a la órbita lenta,que calcina en vertientes anestesiadas.

Manos vivas, manos amanecidas.
Manos de pudor, de fogata y llamarada.
Manos de quietud , de fervor, de calma.
Manos ebrias , caprichosas , carbonizadas.
Manos extrañas, verdaderas e iluminadas.
Manos de roció, sobre figuras de pasión arrebatada.

Me desata el alba de tu cuerpo, el incendio y el sudor, que nutre mis mañanas,
como besan mis ansias tus raíces mas cálidas,como desesperan ,mis ígneas entrañas
empapándose de riquezas ,serenándose y llenándose de asfixias espinadas ,
titilando en precipitantes relámpagos, entre huérfanas venas y miradas sonámbulas.

Miradas enlazadas, miradas desfallecidas.
Miradas que tantean , que reviven y que entregan.
Miradas aletargadas , de fusión y de emoción.
Miradas inflamadas , calcinadas y asesinas.
Miradas ocultas, profundas , desiertas o desmayadas.
Miradas de luz, que se injertan y se sueldan en el alma.

Me resucita solo saber que existes y hacer tuya , toda esta vida derramada,
como un instante eternizado ,que ha derribado barreras y fronteras de la nada
navegando en tierras desérticas,deforestando auroras,y cultivando racimos de letras
despertando en un canto sin amarras, entre playas ,nieblas y universos de albas.

Amor de ayer y del perpetuo mañana.
Amor vivo, sin disfraces ,ni retorno.
Lenguas que se palpan sofocantes.
Lenguas que fallecen y reviven entregadas.
Manos ligadas que se apresan satisfechas.
Manos habitantes de metamorfosis sideral.
Miradas adormecidas ,que despiertan y se encuentran.
Miradas que perforan un instante,locamente dilatado.

Amor. Lenguas . Manos. Y Miradas .
Una insaciable combinación oleosa ,de armonías ,de abismos y verdades
como el cardíaco retrato , de este incandescente corazón que levita incauto
delineando de luces y sombras los pliegues despoblados del inmenso cielorraso ,
en un palpitante , acompasado, y encendido color, de un breve suspirar enamorado.

1 comentario:

JUSTO ALDU dijo...

Me ha parecido genial como todo lo que escribes. Sencillamente es difícil comentar un todo sin detenerse en una parte. Cada estrofa es un mundo lleno de tu aroma.
Amor, manos, lenguas, miradas... todo. Me abruman en ese cuadro que nos pintas.

SALUDOS AMIGA.