lunes, 6 de diciembre de 2010

La locura psicotropica

Bajo los efectos psicotropicos¨de ciertos fármacos,
dejo fluir congruentes palabras, que entorpecen y se enruedan.
Se ejecutan, pero luego ...
un saqueador furtivo , las extermina.
Llaman a examen a un amorfico cosmonauta.
que en su laguna acéfala.
dificulta las cavilaciones,
La carne carbonizada,rueda fétida , cuesta abajo.
en la presencia ciega del vació,
que ha deshabitado la conciencia.
La claridad no te acompaña,
y en tu hoguera interior..te extingues.

Caminas a tientas, entre lo ilógico y lo sarcástico,
pateas recuerdos mordiendo polvo, se inocula tu lado mas cabal.
como una aplanadora que avanza hacia tu cuerpo.
enviciado y descompuesto, a punto de ser apisonado.
Dormir y despertar...ja...y ver que nada ha cambiado...
Dejo de lado mis libros y mis letras,
y me sumerjo en una fosa inconexa.
y siento como mi esqueleto se desplaza hacia atrás..
unos mil años...
a un punto en que ninguno de nosotros existía.
Olvido todo.. como verdad viva!!!
Pero mi inconsciente incoherente,sigue escribiendo tus letras,
no te nombran.. pero te llaman .. como si existieras,
Desato una bolsa de calambres...y otra de leyendas,
extraigo del bolsillo una moneda,
que en lugar de dos caras..lleva labradas dos secas,
tendida en un camastro,descalza y con una sola media...
siento en esta oquedad insonora...
que a medias.. no funciona!
Fascinada, evadiéndome , en este letal influjo que me condena,
experimento habitar en otro cuerpo,
Y poco a poco,,, noto que siempre fue así!...
percepciones corpóreas de un viaje gradual.
Tomo un trébol en mis manos, y lo veo deshojarse en silencio,
mientras la dura corteza de los huesos, tirita, tiembla,
cuando todo el resto permanece quieto,
nada de nada,
nada de todo,
todo de humo,
humo de polvo,
polvo de cenizas,
cenizas de orcos,
orcos de lo profundo de mis cimientos,
De un lugar que ya no existe...
por que estoy a mil años de distancia.
El reloj de arena se fragmenta,
y sus granos se diseminan en atmosfera caliente,
las perlas que se elevan,quieren volar al resplandor,
a la rompiente de la restricción,
junto a la erecta delirante y sombría huella que me escolta,
MI boca de yeso... enloquecida quiere gritar,
y emerge inexorable un quejido,
aborto de mi espina dorsal,
abandonada, postema, absorbida por el insomnio,
roida por la lija de las sabanas,en temblores de frio sudor,
que apartan y apresan .. esta vigilia esteril,
ningún fármaco, podrá despojar,
la sangre que se ahoga,,, bajo este traje de piel.
Fragmentado y oxidado,que solo espera...
que alguien quite el ancla...
que amarra el camastro....
al latido inexpresable de los sueños.

Si la locura, no fuera medicamentosa...
Solo seria excéntrica cordura!!!!! 

2 comentarios:

JUSTO ALDU dijo...

Y qué locura amiga. A veces quisiera no vivir ésta loca realidad impuesta.
Me ha gustado tu poema. Como siempre surrealista hasta la médula.

Un fuerte abrazo amiga.

cynthia dijo...

gracias Julio... julio no????
muchas gracias en verdad,,, si... creo que el surrealismo me favorece....
vah!!! en realidad no se... todavía no defino un genero predominante...
besos cyn